Fabricación

CabezasLas flautas Heredia están fabricadas con más de siete diferentes especies de bambú. Después de su cuidadosa selección, el bambú se sopletea para comprimir sus fibras y así obtener un sonido más brillante, la piel quemada se lija finamente hasta dejar una superficie lisa y se adhiere el plato (alzado, característico de sus flautas) ya sea de madera o bambú.  Se perfora la embocadura y se decide la tonalidad del instrumento que puede ser mayor, menor, con escalas orientales, de blues, etc. esto tomando en cuenta todas sus características como grosor, largo y diámetro.     

 

Buscando la comodidad de la ejecución, en las flautas alto y bajo se distribuyen los orificios en la parte superior e inferior promoviendo así la utilización de ambos pulgares.

     Una vez afinada, la flauta puede recibir diferentes tratamientos que van desde uno sencillo con fórmulas de aceites vegetales, hasta otros más elaborados como el entintado o tallado con lacas o ceras de bases naturales para lograr colores más vívidos.

     Posteriormente se procede a hacer los amarres que además de prevenir daños al bambú debido a los cambios de clima o humedad, enriquecen la estética.  Finalmente el toque característico es la corona que le da una personalidad única a cada flauta.


Rolando González Heredia
Luthier